• English
  • Português
  • Español

Bolsa Família

Imagem topo: 

Con Dilma, la política de transferencia de ingresos iniciada por Lula tuvo dos grandes profundizaciones, para cumplir la meta de erradicación de la extrema pobreza, con la incorporación de acciones de inclusión productiva y acceso a servicios públicos: el Brasil Sin Miseria y el Brasil Cariñoso.

El Brasil Sin Miseria garantiza más recursos para los que más necesitan y fortalece la inclusión productiva.

Español

A olvidarse del llamado "efecto pereza" del Bolsa Familia, tan pregonado por los prejuiciosos. Nunca existió tal cosa. Nada menos que el 75% de los beneficiarios adultos está en el mercado de trabajo. Además, 1,7 millón de familias dejó voluntariamente el programa y 1 millón no se volvió a registrar (probablemente porque ha mejorado de vida). Después de todo, ningún beneficiario tiene la vida asegurada: cada familia recibe, en promedio, R$ 167,00 por mes.

Español

El mayor programa de transferencia de ingresos del mundo beneficia a 50 millones de brasileños

Español

Gracias a Lula y a Dilma, Brasil vive un proceso de inclusión sin precedentes en la historia. Con el Bolsa Familia, 36 millones de brasileños se mantienen fuera de la extrema pobreza. Somos hoy un país más desarrollado y menos desigual, un país muy distinto del Brasil de 12 años atrás, cuando millones de brasileños no tenían qué comer y los niños pobres eran obligados a abandonar la escuela para ayudar a sus padres. Sin estudio, esos niños crecían pobres y tenían hijos que también crecían sin futuro.

Español